ANEA : UNA PLANTA MULTIUSOS

Por A.G.N.

21 de Marzo de 2012

  

Si hay una planta silvestre por la que siento veneración , esa es la Anea. Os preguntareis ¿ por qué ?. Seguid leyendo y lo entendereis. Es un recurso tan de aquí, tan común y tan a mano en nuestro entorno que es un auténtico tesoro. Las dos variedades que nos podemos encontrar tanto la Typha latifolia como la T. angustifolia tienen una distribución muy amplia y no es raro encontrarlas casi en cualquier curso o masa de agua. Ambas se pueden utilizar de la misma manera. Las diferenciaremos a simple vista por el tamaño de la inflorescencia y la anchura de las hojas, mayores en la T. latifolia. Algunos autores señalan una variedad más, la T. Dominguensis , muy parecida a la T. angustifolia.

          Cualquier "primitivo" que se precie, debe conocer sus secretos, para sacar provecho en situaciones de fortuna. Quizás muchos/as de vosotro/as nunca os habeis fijado demasiado en esta humilde planta, facilmente identificable por su característica inflorescencia, que crece en contacto con el agua. A partir de hoy, seguro que la mirareis con otros ojos.

          Durante años he utilizado unos puñados de esa pelusa extraible del característico "puro" que adopta su inflorescencia, como nido-base para hacer crecer la diminuta brasa producto del fuego por fricción en multitud de demostraciones y talleres de campo. Con la barra de magnesio-cerio, también se puede conseguir fuego sobre un montón no muy compactado de este mismo material. Estos usos son de sobra conocidos.Quizás no lo sea tanto que el largo tallo, se puede utilizar como taladro en el fuego por fricción manual. Es costoso, pero os aseguro que no imposible.

          De ella podemos extraer alimento, lo cual hace que sea aún más interesante. Su amarillento polen, es comestible. Los numerosos brotes que se esconden a ras de suelo, cocidos o a la brasa entre ceniza son algo mucilaginosos pero de gusto suave y agradable. Pero es la fécula extraída de los fibrosos rizomas, rica en Hidratos de Carbono ( aprox. 55% ) y proteínas, la que nos saciará.En la foto superior podeis ver unas galletas de fécula, tostadas a la piedra. Dada la propiedad que tienen estos rizomas de absorver nitrógeno, fósforo, fenoles o metales pesados, como gran parte de las plantas llamadas Helófitas (Carex, Phragmites ,Scirpus, Juncus...) no es recomendable su recolección aguas abajo de lugares habitados o cultivados, en especial si hay vertidos de materias orgánicas.

          Otros usos también posibles y más creativos son aquellos relacionados con la transformación de sus hojas ( cortadas en verano  y blanqueadas al sol ) en múltiples objetos. El abanico es tan amplio como dicte tu imaginación o tus necesidades. Con humedecerlas un poco se prestan a múltiples manipulaciones. Para no ser prolijo en descripciones basta con un "clik" sobre cada una de las fotos que acompañan este artículo.

          Como vereis esta planta, por sí sola , es como un auténtico "supermercado" en medio de la Naturaleza...

Newsletter

Recibe nuestros artículos en tu e-mail

Acepto condicionesEnviar