YESCA DE CARDO ECHINOPS

Por A.G.N.

27 de Marzo de 2012

   

El eterno problema de encender fuego con chispas, es encontrar una yesca lo suficientemente buena , que sea capaz de hacer crecer una brasa con el más mínimo contacto de una fugaz chispa. Conseguir un material con bajo punto de ignicción, es clave. Si la yesca seleccionada no es óptima , nuestras oportunidades de hacer fuego se verán muy reducidas. 

             

          Nuestros abuelos resolvieron esta dificultad, antes de que aparecieran las cerillas o los mecheros de gas, con algodón previamente carbonizado, con el conocido hongo yesquero o con los tomentos ( en algunas plantas, vello fino y suave de aspecto algodonoso que recubre tallos y hojas ) de unas pocas especies vegetales. Una de ellas que podemos encontrar en nuestros campos es el ECHINOPS , tanto el Ritro como el Strigosus, conocido como "cardo yesquero". Crece en cunetas, márgenes, valdíos, etc,  de zonas soleadas en la mitad Sur, Centro y Este de nuestro país.

          Su recolección se realiza cuando la planta está aún verde, pues las hojas  ( parte a recolectar ) contienen más tomento. Aunque también es posible preparar yesca con las hojas ya secas, su rendimiento es menor. Una vez recogidas hojas suficientes, se extienden al sol unos días hasta que su color indique que están bien secas.Luego se golpean con una maza de madera , volteándolas , a fin de desmenuzar y separar las partes leñosas como la nervadura y deshacer el tejido seco de la hoja. La masa se coloca después sobre un tamiz y se mueve bien  hasta separarla de los restos inservibles. Así lo pude aprender de manos de D. Casimiro Sánchez, trabajador del campo ya jubilado , en Ciudad Real. Él es quien aparece tanto en el vídeo como en algunas fotos .

           

          Esta yesca tradicional se utilizaba junto con el  "eslabón" , (en la foto superior podeis ver algunos de mi colección )  , trozo de hierro con una proporción determinada de carbono, que al impactar sobre el filo de una lasca de cuarzo o sílex ,  produce chispas. Documentado ya desde época romana, sobrevivió su uso hasta  mediados del siglo pasado.

          Los usos tradicionales nos informan de cómo resolvían nuestros antepasados las necesidades diarias, con elementos del entorno. Por esta razón es imprescindible indagar en los conocimientos de campo de nuestros/as mayores. Volver unos instantes la vista atrás y aprender de la tradición de nuestras propias gentes.                               

Newsletter

Recibe nuestros artículos en tu e-mail

Acepto condicionesEnviar