CAZA CON REDES ENTRE LOS PIGMEOS

Por A.G.N.

09 de Setiembre de 2013

  

Jornada de caza con pigmeos. Tres antílopes capturados .

   El pueblo Pigmeo es un gran conocedor de los recursos de la selva.Todo cuanto necesitan lo recolectan en el entorno próximo donde han instalado sus asentamientso temporales. Levantan con gran rapidez campamentos de pequeñas chozas llamadas " mungulus " fabricadas con varas flexibles y cubiertas con grandes hojas, desde donde realizan sus partidas de caza o recogen alimentos en la selva. Cuando  comienzan a escasear esos recursos, cambian de lugar  en busca de otras zonas más favorables. Es un nomadeo de supervivencia que evita esquilmar completamente el entorno.

"Mungulu"  tradicional.

     Son conocidos y contratados por los cazadores profesionales, por su excelente conocimiento de la selva y su capacidad de rastrear los animales que en ella se encuentran. Disfrutan con ello,  pues la caza es una actividad que les entusiasma. Además del trampeo , la pesca a mano y con nasas, el acoso con lanzas y perros y la caza con ballesta y dardos envenenados,  practican también una modalidad de caza espantando a los animales hacia una barrera fabricada con redes, sistema de caza,  el cual , tenía gran interés en conocer y que me llevó al sur de la República Centroafricana.

Redes tendidas a la espera.

   En esta modalidad de caza, se organiza un pequeño grupo de unas  doce personas, cada uno de ellas portando una red de fibra natural u otro tipo de cordajes , de un metro de alta por unos diez metros  de larga. Uniendo estas redes forman una larga barrera, que disponen en forma de arco entre la vegetación,  donde estiman se puedan encontrar encamados los pequeños antílopes que buscan. Al comienzo de la jornada de caza realizan cánticos y sacuden el suelo con ramas, como queriendo propiciar la buena caza, alejando la mala suerte. Tras varias horas adentrándonos  en la selva, llegamos al cazadero donde sigilosamente despliegan  las redes formando un gran cerco en forma de media luna.

La primera captura . ( Cephalophus dorsalis ) Bay Duiker.

     Unos se colocarán por fuera de la  red, inmóviles, esperando, mientras el restro vocea y sacude la vegetación , de forma ordenada hacia la gran bolsa de red. Es una batida organizada para empujar a las especies de antílopes de pequeño porte, hacia la red. Los  sorprendidos animales  huyen levantándose de sus encames en dirección a la red, semioculta entre la vegetación y en medio de la típica penumbra de la selva primaria donde, a  pleno día, la luz apenas llega al suelo.

Nbé , feliz con este gran antílope. Carne para varias familias.

     En su alocada carrera estos pequeños antílopes impactan contra la red volteando o trabándose en ella, momento en que los cazadores ocultos salen a toda velocidad para avalanzarse sobre los animales y evitar se liberen y escapen. El inconfundible vocerío nos avisa que han capturado alguna pieza.

Cada uno transporta su propia  red.

       Tras cada batida , cambian el emplazamiento de las redes a un nuevo lugar a cierta distancia, para intentarlo de nuevo. Así proceden hasta que consiguen suficientes piezas de caza para que en el reparto, todos puedan recibir algunos trozos de carne, que transportarán envueltos en una cesta de hojas, hasta el campamento. Los animales capturados se sacrifican con rapidez, golpeándoles en la nuca con un palo. Siempre lo hacen así.

La hora del reparto.

La carne es un gran botín para ellos distribuyendo siempre  los trozos de forma equitativa.  Será cocinada ese mismo día . Los animales, son aprovechados en su totalidad.

De regreso al campamento.

Nota del autor : El área de caza donde se han realizado estas fotografías y el vídeo , corresponde a una zona de  gestión sostenible especial  y de caza autorizada, en el área de Dzanga-Shangha en la República Centroafricana. Año 2008.

Newsletter

Recibe nuestros artículos en tu e-mail

Acepto condicionesEnviar